Varna (las castas)

Las castas (varna) constituyen uno de los puntos más críticos, y criticados, de la sociedad hindú, tanto para los occidentales que no las comprenden, como para los indios que las padecen en sus propias carnes. Si bien la Constitución india prohíbe la discriminación pública de personas por razón de casta, la realidad es bien distinta, pese a los tímidos progresos que se han producido. Estas divisiones están más arraigadas en las zonas rurales que en las urbanas, más desconectadas de la evolución y se aprecia, fundamentalmente, en cuestiones de parentesco, familia o matrimonio.

castas

La casta del individuo la determina automáticamente la condición de la familia en la que viene al mundo y es ya algo inmutable en vida: no se puede “progresar” dentro de una casta. Hay miles de ellas, con sus subcastas correspondientes. Se puede decir que hay tantas como profesiones u ocupaciones, y dentro de cada una, sus correspondientes jerarquías. Todas son, pues, interdependientes y conforman un denso tejido tanto a nivel local como en el ámbito de la nación.
El término “casta” lo introdujeron los portugueses. Los indios las llaman “varna” (color) y también “jati”, “jat”, “biradri” o “samaj” para subcastas y otras subdivisiones. Las raíces “del invento” vienen de muy lejos y son algo confusas. El Rig-Veda (3000 años a.C.) propone que los progenitores de las cuatro principales castas fueron creados por Brahma a partir de una figura de arcilla (al igual que Adán en el Génesis hebreo), de la siguiente simple manera:▪

  • Brahmanes: se formaron de su boca. Su función sería la de proporcionar servicios intelectuales y religiosos a la comunidad.
  • Kshatriyas: guerreros y gobernantes que saldrían de sus brazos. Su función será la de proteger a los demás.
  • Vaishyas: comerciantes y propietarios de tierras que surgen de los muslos y tendrán que ocuparse del comercio y de la agricultura.
  • Shudras: artesanos y sirvientes, provienen de los pies de la estatuilla.

Los “intocables” están en último término, ya fuera de las castas y como un grupo aparte y se encargan del “trabajo sucio” del sistema. Por supuesto que ellos efectúan las tareas más humildes, como carniceros, barrenderos, lavanderos, curtidores o limpiadores de letrinas. Desde 1935 se creó el término inglés “Scheduled Castes” para los parias o intocables. En cambio, Mohandas Gandhi le gustaba llamarlos amorosamente Harijans que significa “hijos de Dios”. A partir de la década de los 90, empezaron a autodenominarse “Dalits”, vocablo que en hindi tiene la acepción de “oprimido”, lo que muestra que va aflorando públicamente la conciencia de marginación opresiva. Según el censo de 1991 había 138 millones de dalits en India, aproximadamente un 16% de la población total.

Los miembros de una casta suelen estar dispersos por una región y con representantes en muchos lugares y pequeñas aldeas, aunque sea en pequeño número. Las poblaciones tribales, que todavía existen en muchos lugares de la India (los adivasis), también se agrupan internamente en castas pero cuando tienen que compartir su espacio con otras gentes no tribales (hindúes), entonces son tratadas como casta aparte.

Comments are closed.