Algunas nociones sobre la India

La India ocupa una vasta extensión de Eurasia, una península de forma triangular de tal magnitud que a menudo se le aplica el término subcontinente para referirse a ella. Y es que su amplia superficie (3.287.590 km2) y su diversidad geológica, climática y paisajística justifican ampliamente este calificativo. Es el séptimo país del mundo en cuanto a extensión y el segundo en población, por detrás de China, con 1.311.050.527 habitantes según el censo de 2015 y una densidad muy alta (399 habitantes por km2).

Esta compacta masa de tierras está separada del resto de Asia por la gran cordillera del Himalaya, y está rodeada por el Mar de Arabia en el Suroeste, el Golfo de Bengala al Este y el Océano Índico y Sri Lanka por el Sur.

Por su ámbito geográfico y por los acontecimientos de su historia, la India es un formidable crisol de pueblos y comunidades en un espacio extraordinariamente integrador, que ha podido conservar una relativa identidad a lo largo de su periplo histórico.

La población está constituida esencialmente por descendientes o inmigrantes de movimientos étnicos venidos de más allá de los Himalayas, sin que haya sido posible demostrar hasta la fecha si alguna raza pudo llegar a desarrollarse totalmente en suelo indio, dada la gran cantidad de tribus diferenciadas que en un momento dado pobló el suelo del país.

La Constitución de la India, aprobada por la Asamblea Constituyente el 26 de noviembre de 1949, establece el uso del hindi y el inglés como los dos idiomas de comunicación oficial para el gobierno nacional. Adicionalmente, clasifica un conjunto de 22 idiomas listados, que son idiomas que pueden ser oficialmente adoptados por diferentes estados para propósito administrativo, como un medio de comunicación entre los gobiernos estatales y el nacional y para exámenes convocados para el servicio del gobierno nacional. Según un censo realizado en 1961, los idiomas en la India alcanzan la cifra de 1.652.

El bengalí es el idioma oficial de Bangladés y de los estados indios de Bengala Occidental y Tripura. Posee un sistema silábico de escritura que tiene sus comienzos hacia el 1100 a. C. (proto-bengalí). La dirección de la escritura es de izquierda a derecha.

Debido al renacimiento de Bengala en los siglos XIX y XX, la literatura bengalí emergió entre lo más selecto del sur de Asia, emergiendo personalidades como Rabindranath Tagore, el primer asiático nominado a un premio Nobel.

Comments are closed.